MI VECINA DEL PRIMERO IZQUIERDA

En una ciudad, aunque sea pequeña como Castellón, el irte a vivir a una finca con muchas viviendas lleva siempre implícito el riesgo de que por mucho que mires, preguntes y rebusques antes de comprar el piso en realidad nunca sabes lo que te vas a encontrar, nunca sabes como van a ser tus futuros vecinos.
Yo puedo decir que tuve suerte, la finca es vieja, ya os lo he contado más de una vez y mis vecinos,la mayoría,  tienen edad en proporción a ella y salvo dos o tres pisos alquilados a jonvenzuelos que deben tener el cerebro, no ya en sus partes nobles , sino en el ojete, por lo demás no hay muchos jaleos vecinales dignos de mención.

Una de las primeras vecinas a las que conocí al llegar a la Avenida Valencia fue a la Sra. Carmen, una mujer pequeña y pizpireta que se acababa de quedar viuda.
Llevábamos sólo dos días haciendo la pequeña reforma de nuestro piso cuando tocó al timbre para presentarse y para decirnos que desde que habíamos llegado nosotros a la finca no podía ver los toros en su tele y eso le preocupaba mucho por que era la Feria San Isidro y se iba a perder a la crem de la crem taurina y luego no tendría conversación en sus tertulias del Casino Antiguo.
La mujer llevaba razón, habíamos metido mano a un cable que no debimos tocar, se arregló lo antes que pudimos y a partir de ese momento la Sra Carmen entró en nuestras vidas, de eso hace ya 10 años.
Los primeros meses me preguntaba constantemente si necesitaba algo, charlaba sobre su marido, su casa, su vida y sobre todo me puso al día sobre mis nuevos vecinos que eran los de ella desde hacía 30 años.
Lo más importante de todo no fue que me informara,  sino el momento en el que desplegó todo su cariño alrededor de nosotros una vez que nacieron Julia y Mario, siempre había un gesto amable, una palabra bonica, una sonrisa y sobre todo bombones, muchos bombones, mientras estuvo en condiciones de ir todas las tardes a su tertulia del Casino con sus amigas, estuvo guardando en un tarro los bombones que le ponían con el café con la única intención de luego pasar un ratico primero con Julia y luego cuando nació Mario con los dos chiquillos y darles los bombones que ellos devoraban.
Ella siempre ha estado presente en nuestras vidas desde que vinimos a esta finca y fue una de las protagonistas en la sombra de uno de mis mejores post Historia de un Grifo
Ayer Mario y yo vivimos una situación que vista desde fuera fue más que surrealista. Al llegar a casa de comprar unas cosas encontramos la puerta de la calle abierta por que la cerradura la sujetaban unos guantes de latex. Al abrir cayeron y los cogió un hombre que había cerca de nosotros y que inmediatamente se fue con prisas por hacer algo. En el portal había una camilla que pensé que sería para una de las abuelitas del noveno que siempre tiene algo en sus piernas.  Fueron no más de dos minutos intensos. La camilla era de aluminio y estaba un poco ajada, enseguida me di cuenta de que no era de una ambulancia, la manta que yo creí ver encima de ella no era para tapar a un enfermo, era una especie de cortina marrón satinada y tenía debajo un pequeño bulto que mi corazón me dijo que era el de la Sra Carmen desde el primer segundo.....-¿mamá que hay ahí?....Mario creo que es la Sra Carmen que ha muerto...¿y está ahí debajo?...Sí.....mamá , pobrecita ¿ya no la voy a ver más?...
Estábamos solos en el portal, Mario, la Sra. Carmen y yo junto con una tristeza que nos cayó como un plomo.
El hombre de los guantes aparcó en la puerta un  furgón negro y junto con otro compañero cargó la camilla con nuestra amiga mientras las lágrimas de pena nos comían.

Cuando alguien muere hay muchas personas que musitan en los velatorios, " no somos nada" yo creo que eso no es cierto del todo, hay personas que verdaderamente no son nada, ni siquiera en vida por que son cobardes y mezquinas, pero hay otras que son todo, para nosotros Carmen siempre será una de las personas más cariñosas que han pasado por nuestra vida y eso no se olvida.

Comentarios

  1. Dejas lo de siembras, el cariño de algunas personas, si es el caso..
    Prego, entre sin llamar.

    Un piacere

    Sicilia

    ResponderEliminar
  2. Que triste es la perdida de una persona querida. Tambien he leido la enternecedora historia de un grifo.
    Ya estamos de vuelta, ya se han acabado las deseadas vacaciones, volvemos a la rutina, al dia a dia y yo estare aqui para compartir contigo y con tu permiso tus preciosas historias.
    Un besazao Alfaro

    ResponderEliminar
  3. Sicilia ¡¡¡Grazie mille!!!!, puedes pasar cuando quieras y sobre todo si me dedicas unas palabras en italiano.

    "Desde mi Atalaya"...¡se acabó lo bueno!!!!! yo estoy tan liada que no tengo tiempo ni de peinarme..jajaja a ver si saco un ratico y seguimos contando cosas para alegrar o para protestar por el panorama...lo que haga falta,.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Precioso y emotivo escrito, qué suerte haber podido encontrar en vuestro camino una persona como la Sra. Carmen. Un beso ZORILIANA

    ResponderEliminar
  5. Casimiro, me alegro de que te haya gustado.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

CONCIERTO DE FM EN BARCELONA

Y HEMOS SUPERADO LAS 100.000 VISITAS!!!!!!

PLAYLIST NOVIEMBRE 2016 (CONCIERTO FM Y ROMEO´S DAUGHTER EN BARCELONA)

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, NO ME CALLO

LA ESTACION DE TRENES DE TOBARRA