lunes, 25 de julio de 2016

LUNES Y ROCK FEMENINO

Los lunes cuesta arrancar y a mi mucho más si es el último lunes del año judicial y el último antes de empezar mis vacaciones.

Para empezar la semana después de un fin de semana de desconexión total he abierto el periódico y el mundo parece desolador en sus páginas. A veces me pregunto si es tan siniestro como vemos en los medios de comunicación, si toda la vida de la humanidad la podemos reducir a guerras, atentados catástrofes y enfermedades. No dudo que estas desgracias tiene un peso creciente, pero, ¿no hay nada bueno?, ¿por qué no se destacan hechos felices para animarnos a vivir con ganas y alegría y sobre todo sin miedo?. Seguro que está demostrado en algún estudio multimillonario de alguna agencia de rating que tenernos acojonados vende más de lo que sea y de ahí que las noticias buenas sean un telegrama.
Yo me niego a vivir atemorizada. Y dicho esto sigamos con nuestras vidas e intentemos hacerlas agradables al menos a nuestro alrededor.

He pensado que qué mejor para empezar la semana y para dejar un poco de lado las desgracias que buena música.

He hablado de pensamientos y sentimientos dirigidos en un mundo loco lleno de intereses y en la música , en el rock, también hay negocio y por tanto mercados que nos encaminan a un lado u otro, aunque creamos que no. En este mercado del rock las mujeres son la excepción, como en muchos otros aunque luego seamos "las grandes consumistas". Ello no quiere decir que no haya mujeres rockeras buenas y muestra de ello son las nórdicas, al menos para mí son las que mejor entienden el rock clásico y las que mejor lo interpretan, con permiso de las americanas que también son muy buenas.

Hoy en el blog ,por primera vez, música de la sueca Martina Edoff con una voz preciosa. Espero que si no la conocíais la descubráis y os guste. Os dejo también el link de su web http://www.martinaedoff.com/ por si queréis saber más de ella.



y no será la última mujer de la que ponga rock en el blog.

Buena semana a todos.

domingo, 17 de julio de 2016

EL FIB VUELVE A SER UNA GRAN MAQUINA DE HACER DINERO

Mi vuelta de nuevo anoche al FIB ( Festival Internacional de Benicassim) me confirma que no me gustan los festivales, pero no me puedo resistir casi ningún año a este. ¿Cómo puedo dejar de ir a conciertos que se hacen al lado de casa?. El reclamo de ayer para mí y para otras más de 40.000 almas fue MUSE.

Por primera vez en casi una década el FIB volvió a ser el FIB. Colas en la carretera nacional para acceder a Benicàssim, procesión de cuerpos en el camino que lleva al recinto de conciertos, colas en la gincana de curvas hechas a base de vallas para llegar a que te anillen con la pulsera del día y que marea más que  cinco cervezas juntas, colas para comer, colas para mingitar....no recordaba nada igual desde Oasis en el año 2009 y creo que tras estar herido con pronóstico reservado, los nuevos gestores del FIB han vuelto a encontrar el camino y la fórmula para atraer a mucha gente al festival en un país saturado de festivales y sobre todo para que los españoles vuelvan a ir a Benicàssim interesados por grupos que interesan a nivel internacional a todos , no sólo a los ingleses y se han incluido artistas españoles que vuelven a tener cierta relevancia en el cartel de un festival que prácticamente los había olvidado.

Yo fui exclusivamente a ver por primera vez a Muse.

Muse es un espectáculo visual potente desde el primer segundo , ellos con vestimentas coordinadas y efectos de sonido en instrumentos y voces, que para mi gusto pecan de excesivos en algunas canciones y que me hacen dudar de que detrás de ellos haya tanta calidad como con esos efectos. Por ejemplo la voz del cantante , Matt Bellamy no se escucha nunca limpia, sin un sólo efecto de eco o distorsión futurista, y eso , a mi que soy de rock clásico no es que me guste mucho por que con tanto efecto creo que podría ser cantante de rock cualquiera y me quedo con la duda. De todas maneras utiliza el falsete como pocos y eso me gusta.

Hubo momentos en los que el grupo se abandonó demasiado a la psicodelia llegando a resultar casi tedioso, pero cuando se pusieron serios con sus himnos Uprising, Starligh o Psycho,  entre otros, derrocharon la energía que necesitábamos todos los que habíamos aguantado tanta cola para verlos . Me encantó el sonido de la batería y la contundencia del bajo, muy presente en todas las canciones. Un buen concierto, aunque en el programa ponía que acababa a la una y terminó a la una menos veinte y no tocaran una de mis canciones preferidas de todos los tiempos Resistence.


Tras intentar salir de la zona del escenario principal, todo el grupo que habíamos ido al concierto, juntos y sin perdernos los unos de los otros, cosa que no conseguimos, nos dirigimos hacia el escenario de Radio 3 a ver a Neuman en su primer FIB. Neuman me gusta, pero sigo pensando que le falta un pelín de fuelle, un poquito de algo más de garra para ser más bueno de lo que ya es. Su guitarreos son potentes pero su voz a veces peca de floja. Neuman dio el golpe con la canción Turn it hace dos años y no sé si esa sola canción será rédito suficiente para afianzar más su carrera. Por primera vez en años vi que el público FIB era 100% español en uno de los escenarios.


El festival vuelve a ser la máquina de hacer dinero que en su día llegó a ser, eso es bueno por que al año que viene volverán a venir grupos importantes,  pero también vuelve a mostrar la ferocidad con la que estos macroeventos tratan a la gente,  nos tratan como carne de la que conseguir, en este caso, euros. Es la música mezclada con el capitalismo feroz y eso nunca me ha gustado. Para mi nada como ir a un concierto de un grupo y ya, por que o lo hace bien o no vuelves a verlo, en un festival la calidad acaba disipándose tanto que hay veces que ni la encuentras. No fue el caso de ayer, Muse repartieron calidad para subir cualquier media

Os dejo con la música, mejor dicho, unos himnos de Muse y Neuman y que tengáis buen domingo:







miércoles, 13 de julio de 2016

LA SEMANA DE IRON MAIDEN

Desde el fin de semana pasado Iron Maiden se encuentran de gira por España y no tengo la menor duda de que donde vayan llenarán.
Iron Maiden es uno de esos grupos a los que se debe estar dispuesto siempre a recordar y a redescubrir sin miedo ni prejuicio alguno.
Cuando una banda con tantos miles ( bueno millones) de seguidores se atreve a sacar un disco nuevo y encima con tanta calidad como The Book Of Souls es por que son buenos de verdad y no quieren timar a los fans como muchos de los remembers actuales de fósiles musicales que sólo pretender hacer caja. Iron Maiden la hace por que se la merece.
 Son viejos conocidos del blog y es que es uno de los grupos que más he visto en directo y que más me gustan. Simplemente forman parte de mi vida.

Algunas de las entradas que conservo


Siempre es un buen momento par escuchar a Iron Maiden, por eso hoy tenemos:

algo nuevo



y algo que nunca envejece.



Y los que tengáis la suerte de poder ir a sus conciertos disfrutad un poco por mi.

Para más información esta es su web http://ironmaiden.com/