ADIOS VERANO, ADIOS ( 2018)


Me encanta el verano, el que haya tantas horas de luz hace que me sienta bien, independientemente de que el calor moleste más o menos, pero no puedo comparar nada mejor a poder estar en la calle casi todo el día de terracitas y cerveceo, hacer las noches interminables, o saliendo por ahí , leyendo un buen libro, paseando , escuchando música, de piscina, playa…me encanta el verano.

Este verano ha sido el primero en muchos años en el que no he salido a ningún sitio de vacaciones, bueno, a ver, no me he ido fuera de casa pero si que he disfrutado mucho de los días de asueto en Tobarra. He estado en la piscina más que nunca y como por las mañanas casi siempre estaba sola acompañaba los baños y ratos de sol con AOR y mucho Hard Rock, se me pasaban las horas volando.

Para contrarrestar tanta buena música las noches de verano fueron todas de pachangueo y Reguetón y mucho, mucho baile. 

Cada vez estoy más segura que dentro de no muchos años el fenómeno Reguetón se estudiará en las Universidades. Todos renegamos de esas canciones pegadizas de letras ultra machistas que cosifican a la mujer ( independientemente de que cante una mujer o un hombre) pero salimos de fiesta y bailamos esa música hasta que nos echan del bar. Yo he sido una de estas cierrabares bailaora de Reguetón durante las fiestas de Tobarra, creo que aún me duelen las articulaciones de tanto perreo, jajajaja
Varias canciones de esas, que no escucharía en invierno ni aunque me pagaran ,son algunas de las de mi banda sonora del verano de 2018.

Yo creía que Thalía estaba muerta,  musicalmente hablando, y cual es mi sorpresa al comprobar todo lo contrario, está claro que no soy de escuchar mucho su tipo de música pero que haya sido una de las triunfadoras de este verano me ha chocado y sorprendido (cuarentonas al poder!!!!!!!!) y le voy a tener que dar las gracias por amenizar y acompañar a las risas de muchas noches de fiestas y sobre todo a los cafés del “día siguiente”, adopto esta canción como himno de las resacas.


Y tanto baile, tanta orquesta y tanto visitar bares y verbenas hizo que escuchara una y otra vez la canción con la que termina la sesión y cierran el local. Después de ella la pregunta de siempre, ¿y ahora adónde vamos?


Y también he ido de Festivales de Rock, ya lo sabéis y de todos los conciertos que vi me quedo sin dudarlo con el de Judas Priest en el Download de Madrid que fue un regreso al Heavy Metal auténtico, del que cuesta ya mucho escuchar bien ejecutado y sin ridículos de por medio. Su disco Firepower es de lo más recomendable del año y gana con cada escucha.


Y del Hard y el AOR que tanto disfruté en los ratos de sol pondría mil canciones pero hoy me quedo con esta de Vega.


Bueno y la reina del verano ha sido ella, perdón, Reina, ¿quién no ha preguntado por el anillo????? jajajajaja



Ahora toca otoño, y no es lo mismo....


Comentarios

  1. Ojiplático me dejas, compañera jajaja.... esto del perreo, cuanto más lejos, mejor. Y es que cuando te saturas de Metal, no hay nada mejor que un poquito de buen jazz para desengrasar los oídos, jeje. ¡Feliz Otoño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, yo me he abandonado total al perreo, no me lo creo, pero nada más que por lo que me he reído vale la pena.
      Feliz Otoño a ti también compi!!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

¿CHUPA DE CUERO O CHAQUETA PERFECTO?

2ª JORNADA DEL LEYENDAS DEL ROCK 2018

MATAR PARA DESPUÉS MATAR

QUINA VERGONYA!

DES-BLOQUEADA