100

Este es mi post 100 del año, no es que haya guardado esta historia para este momento, ha sido pura casualidad, pero varios de los que me leéis me habéis preguntado que desde cuando escribo y la respuesta es esta entrada. Hoy los verbos cobran más sentido que nunca.
Jamás había escrito "en público", ni siquiera en privado, pero hace un tiempo empecé a escribir correos y a contar historias. El destinatario de muchas de ellas era un buen amigo al que le contaba mucha de las cosas que me pasaban o que se me ocurrian, reales, ficticias, biográficas... un día le conté el porqué me gustaba tanto la música...por casualidades, Eva y yo estando aburridas en un juicio empezamos a hablar del negocio de la familia de mi padre, ¡una discoteca!!, Eva alucinó y le mandé el mismo correo que a mi amigo y ella lo publicó en su blog junto con una foto que yo le dejé de mi hermana, mi prima y yo en la puerta de la Rallye hace mil años, y acompañado todo de unas palabras que me hicieron mucha ilusión ( mil gracias Eva otra vez).
Este correo, junto con unas personas, de las cuales alguna se ha perdido por el camino, tienen la culpa de mi blog..


Hola.
Esta es una historia pendiente por muchas razones, por que te dije hace tiempo que te la contaría y nunca encuentro el momento para los recuerdos, y pendiente también por mi, por que necesito de esos recuerdos para saber quien soy , lo que soy y el por qué de cosas importantes en mi vida, y, claro, la música es sin darme o dándome cuenta una de la más importantes.

En realidad no tengo muy claro donde empieza mi "primer contacto",pero si tengo un primer recuerdo y para ubicarlo tengo que hacerte una "intro".
Esta historia no sería posible sin mi abuelo. Unos dos o tres años antes de que yo naciera él compró a Garrido lo que en aquella época todos llamaban " El Baile de Garrido" y que cuando pasó a mi abuelo se quedó con el nombre de "el Rasca", aunque en mi casa, durante muchísimos años, cuando se hacía referencia al negocio se le llamaba "El Baile", jamás con su verdadero nombre, ni cuando fue discoteca. "El Baile" era un sitio abierto al público para bodas, bautizos, comuniones y celebraciones varias de las de la época, con orquesta y bocata y para qué más, con sillas ( que la gente se llevaba de sus casas) alrededor de la pista, con las abuelas controlando a las nietas y las carabinas intentando que el maromo de turno no lo metiera mano a la chavala.
El negocio fue muy próspero y en el 69 o por ahí, mi abuelo decidió que participaran más activamente sus hijos, y ahí entra mi padre. Como buen juerguista nocturno sabía que tenían que modernizarse y lo que se llevaba en aquella época eran Las Discoteques, por lo que El Baile tenía que transformarse en una discoteca hecha y derecha, y lo fue haciendo pero la transformación duró varios años... y aquí entra mi primer recuerdo musical.
Yo tendría uno dos o tres años y , por supuesto, los fines de semana, mi madre, cuando iba a buscar a mi padre, me llevaba al baile y siempre me gustó lo de bailar y cantar, con lo cual era el espectáculo de todos y recuerdo perfectamente a Diego "el Ronco" bailando conmigo de la mano en la pista de verano, entonces en obras. Esa pista era una de las grandes atracciones en verano y competían con "La Caseta" en las actuaciones e incluso recuerdo que debido a esta competencia hubo unos años en los que se ponían de acuerdo con el Ayuntamiento cuando llegaban las fiestas de Agosto para no poner grandes actuaciones el mismo día y así no hacerse la puñeta en el negocio.
En aquellos años había muchísimos grupos famosísimos que pasaron por allí, incluso tengo fotos en el alda de alguno de ellos,pero yo lo que recuerdo es sólo esto : como era pequeña y me tenía que ir a acostar pronto sólo veía el montaje de los equipos ( dos altavoces, un amplificador y gracias) los ensayos, la limpieza y preparación de las sillas y las mesas de la terraza, y la cena de antes de la actuación en El Coto (muchos años conociendo a los de El Coto...). A mi padre se le daba fenomenal ese trabajo de relaciones públicas, lástima que no esté para preguntarle ahora por todo esto por que estoy segura que me serviría para recordar más cosas y disfrutaría muchísimo. Las estrellas del baile eran la Orquesta local ( no recuerdo su nombre de entonces), que vestían y se situaban en el escenario igual que La Topolino Radio Orquesta, que luego pasaron a ser Afro-Kan y que con los años degeneró en el Trío Túrbula; las famosas revistas con coristas "ligeras de ropa", osea que enseñaban media pierna a través de una raja de la falda ( eso le encantaba a mi abuelo), el humorista cuentachistes de turno y los grandes de los 70... Yo recuerdo con especial cariño a Luis Aguilé un hombre simpatiquísimo que a mis seis años me regaló cuando vino su Lp con la canción Cuando salí de Cuba con una dedicatoria preciosa, a Formula V, a Camacho, a Peret, a Junior , a Pablo Abraira, a la Las Grecas ( a mi me parecían altísimas y delgadísimas)...hubo muchos más pero yo sólo recuerdo a estos y casi a todos por que mi padre me contaba algo que yo había hecho con ellos o por alguna gracia de chiquilla y las fotos que no se han perdido. Este periodo de muchas actuaciones veraniegas duró casi todo la década de los 70 y algo en los 80.
Algunas veces vuelvo a buscar las fotos de mi padre de esos años ( cosa que me cuesta bastante y lo hago muy de cuando en cuando) y me gusta verlo tan alto y guapísimo ( para que te hagas una idea, en el 75 mi padre tenía 31 años, siempre fue muy joven para todo en su vida) rodeado de artistas y de niñas monas con sus minifaldas, con ese estilo que tenía y que luego, con el paso del tiempo, el alcohol le quitó.
Como tú no has conocido el baile antes de que fuera la Discoteca de los 90, qué será lo que recuerdas, te explico como era: constaba de una parte interior y una terraza grandísima que fue lo que menguó con las sucesivas reformas hasta desaparecer ( el patio era lo mejor de la Rallye) la parte a cubierto yo la recuerdo ya casi reformada, había un hall con la taquilla, y su ventanuco, en la entrada ( donde estaba siempre impertérrita mi tía Adelina), el ropero al lado de la taquilla y un pasillo con unos asientos enfrente de los que recogían "la entrada", que eran dos hombres mayores del pueblo ( pero mayores mayores con boina incluida) que los fines de semana dejaban la huerta y se entretenían y sacaban un dinerito recogiendo las entradas y luego los vasos, y echando a la calle al que se roscaba demasiado con los cubalibres ( aún no se habían inventado los cubatas)..., vamos los gorilas de la época ( me meo de la risa) .Después de ellos había una puerta, forrada de "escai" rojo con tachuelas para insonorizar ( todo lo de tapicería , que en una discoteca en los 70 era mucho, lo hacía un tapicero que había en la calle del Parador, muy desgarbado, no se si te acordarás de él) que daba paso al interior donde había a la izquierda, una pequeña cabina y una pista con cuatro focos de colores, unos sofás, también de "escai", a la derecha, y a continuación la barra, y al final a la izquierda ( raro) los servicios. Todo esto desembocaba en unas puertas de metal que daban a un patio, la gran joya del baile, con una pista inmensa, un escenario y arriba del escenario un jardín botánico ( así lo llamaba mi abuela) con sus higueras, sus rosales, geranios... en verano estaba precioso y allí ponían las mesas y alrededor de la pista también, era el sitio perfecto para soportar las noches de calor de Tobarra en Julio y Agosto. Sobre el 74o 75 el baile se convierte en La Rallye, por supuesto gracias a mi padre, que como te he dicho, servia para el negocio de la noche. La puesta del coche, bueno de la mitad del coche en la pared de la calle fue todo un espectáculo ( mi padre lo compró en un desguace de Murcia, creo, y estaba en el taller del Usi donde lo partió por la mitad su tío Richar, todo un artista muy poco reconocido, por desgracia...), el "escai" se renovó por los colores de moda, la pista se llenó de focos de los de verdad y ,por supuesto, una gran bola de cristales en el centro, cosa necesaria para cualquier discoteca de prestigio, y "la luz negra" ( esa lila que trasparenta cualquier braga o sujetador que te pongas) para la hora de la música lenta, la cabina creció, la zona de sofás de la derecha se agrandó y se le quitó la luz para hacer el famoso "reservado", y el Dj, ya no era mi tío o mi padre y contrataron a unos jovencísimos José Angel y Miguel con un gusto musical bastante bueno y entre los dos muy variado , que llenaron la cabina de la mejor música del momento y así durante los casi ocho años que estuvieron, y luego el Trifón y el Palmer fueron dignos herederos. Yo me sentaba en los dos escalones que había para entrar a la cabina, como era pequeña mi padre no quería que estuviera muy visible, y me tiraba horas y horas escuchando música y viendo las carátulas de los discos, que estaban perfectamente ordenados y numerados ( recuerdo pasar una semana entera con mi primo Joaquín haciendo inventario de los discos y numerándolos y aún conservo el aparatico de numerar discos). Por desgracia guardo muy pocos discos de la discoteca, los últimos que pasaron por ella se quedaron con parte de lo que había aunque yo tengo auténticas joyas, teniendo en cuenta que hasta la llegada de los Cd en España existía la música de importación, no todo los grupos sacaban un disco aquí y en algunos casos era muy difícil conseguir un disco de AC/DC o de Adamo o de cualquier extranjero y más si era americano , por eso algunos eran ediciones raras de otros países o publicaciones especiales y siempre en single o maxi-single.
¿Qué que era lo que se escuchaba en la Rallye? absolutamente de todo desde Kiss a Leño, desde Camilo Sexto a Juan Pardo, de los Beatles a los Rollings, Gloria Gaynor (cuando la vi en concierto aluciné por que cumplí un sueño que yo creía casi imposible), Alaska y La Movida en pleno, Radio Futura ,los Modern Talking y todo lo discotequero alemán e italiano, Depeche Mode, Los Brincos, Siniestro, The Clash... de todo lo que quepa en tu imaginación, al fin y al cabo fueron veinticinco años de música.
A finales de los 80 y en los 90 también hubo alguna actuación que otra "importante" aunque sólo me acuerdo de Franki-Franki, Los Enemigos, Seguridad Social, Los Surfing Bichos... pero en esos años ya no era lo mismo por que la Nuevo Mundo hacía una competencia fortísima.

Para mi comunión mi padre me regaló un Cassette azul, sólo para cintas, sin radio ni nada, que era muy pequeño y una de sus principales virtudes era que tenía un micrófono con el que podíamos grabar en cintas vírgenes canciones, chistes y tonterías varias ( la de versiones del Acachú de Grease hemos grabado mi hermana y yo) y ,por supuesto, era el juego preferido de todas mis amigas en cumpleaños y reuniones varias. El cassette azul ha estado en funcionamiento hasta hace unos diez años, con lo cual el chisme se pudo dar por contento de su utilidad. Con diez años mi padre me volvió a hacer otro regalo especial, esta vez un tocadiscos con la tapa de color naranja que era "de bolsillo", se podía poner donde quisieras por que a parte de ir con electricidad también funcionaba con pilas ( y también se las chupaba que daba gusto, mi madre me lo escondía para que no lo pusiera). Con el tocadiscos entré en otro mundo alucinante por que podía escuchar toda la música de la discoteca, sin necesidad de pedir a los DJ que me grabaran una cinta, y cada semana mi padre me llevaba unos cuantos discos a casa para que los escuchara. Era una época en la que mientras mis amigas cantaba parchis chis chis yo alucinaba con Bonnie M o los Village People....
Me fui haciendo mayor con al música disco y en los 80 me interesó el Rock primero de la mano de Leño y el genial Rosendo y luego fui descubriendo el Heavy excepcional de esa época que ha marcado mi vida en muchos aspectos ( el Heavy también tiene una pequeña historia en mi vida.. pero esa es para otro correo), así vinieron los primeros conciertos , una de mis PASIONES pasada-presente y espero que futura, el seguir conociendo a gente relacionada con la música y mucho de lo que ya conoces....
"El Baile" tuvo muchas más influencias en mi vida, algunas, la mayoría, no tan buenas como esta historia, pero este correo era solo para que comprendieras que la música es algo natural en mi, que ha formado parte de mi vida desde que nací, y que sé que es por algo especial y que no le ocurre a todo el mundo, por que por ejemplo, mis primos o mi hermana también tuvieron esa posibilidad y creo que ninguno disfrutó tanto de ese aspecto del negocio familiar como yo.... pero claro, ellos no tenía de padre a mi padre...( mi hermana es que siempre ha pasado de todo)

¿Qué música se le pone a un correo que cuenta una historia relacionada con ella y que abarca casi 30 años? quería ponerle algo que te sorprendiera y>que no hayas escuchado mucho y me he quedado con los setenta,la época de mis padres, y Pablo Abraira. Apenas lo recuerdo, solo que tenía un bigote grandísimo y que fue una de las actuaciones estrella del Baile por que era un galán con muchas admiradoras. Siempre me han gustado sus canciones,pero no la letra ni la música ni nada en especial, sino como las canta él, como un hombre tan soso, aunque guapo, que no movía un pelo mientras cantaba, ni siquiera la boca, podía transmitir tanto con la voz... lo he escuchado ahora y esta canción sigue sin dejarme indiferente, a ver qué te parece a ti.





..y llegó el (kit-kat).

Comentarios

  1. El grupo antecesor de 'Afro-kan' se llamaba 'Los Ritos', jejeje.
    Buenísimo el post que guardabas. Miles de besos

    ResponderEliminar
  2. Buen post. Andaba yo buscando una foto de la Rallye, y mira. Hasta ahora solo habia conseguido esta:

    http://blogtobarra.blogspot.com/2009/01/fotos-para-el-recuerdo_21.html

    Qué recuerdos de aquel coche, jeje.

    Saludos,

    José Rafael

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Encarni. Qué bien sabe celebrar "culpas" como esta.
    Un beso fuerte
    eva

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades y que el kit-kat sea corto,estoy deseando leer algo tuyo

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos...el kit kat mental ha acabado ( al menos temporalmente) que no está el horno para bollos...

    Mil besos a los tres

    ResponderEliminar
  6. Muchos recuerdos. Ver ensayar al "Miguel Bosé" falso, el primer baile agarrados con el Palmer, bailar en serio, la copa del primo de la Rosi, las nocheviejas con cotillón, mi Tequila de tubo con Cornelio, Gloria y Neme....

    ResponderEliminar
  7. Fuimos vecinas pero no hablamos nunca y ahora tengo la posibilidad de leerte.

    Me trae muchos recuerdos lo que cuentas. Para mi la canción que resume la Rallye es "Don´t you forget about me" de los Simple minds... Creo que se cerraba con esa canción.

    Ha sido un placer leerte.
    Un saludo
    c

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

¿CHUPA DE CUERO O CHAQUETA PERFECTO?

2ª JORNADA DEL LEYENDAS DEL ROCK 2018

MATAR PARA DESPUÉS MATAR

QUINA VERGONYA!

DES-BLOQUEADA