BOCADO DE REALIDAD

Hacía días que necesitaba que ocurriera algo como lo de hoy para darme cuenta de que la vida y el tiempo que vivimos son la leche.
Estaba caminando por Villarreal, rápido, como siempre, para llegar a tiempo, pero me he tenido que parar en una esquina, en un semáforo. En la esquina de enfrente había un chico de unos veinte años, un metro ochenta y ciento veinte kilos ( ¿para qué lo describo?..todo importa). Estaba limpiando por dentro las inmensas cristaleras de una farmacia supermoderna, con los cascos de su iPod puestos...ni idea de qué escuchaba, ha mojado el limpiacristales en su cubo y ha empezado a limpiar el cristal...¡al ritmo de la música que escuchaba!!!!..ha sido genial, el tiempo y mis prisas se han detenido....¡estaba bailando mientras limpiaba!. Casualmente detrás de mi se ha parado un coche que llevaba a todo trapo el anything goes de AC/DC, la mejor canción del último disco, y parecía que él se movía al ritmo de la voz cascada del maravillosos Brian Johnson mientras dejaba con lustre las cristaleras....he cruzado y al pasar por la farmacia le he hecho un gesto de OK...me ha sonreído sin saber que me ha regalado uno de los mejores momentos en mucho tiempo....tan sencillo...Necesito bailar de una vez...otra vez...

Comentarios

  1. No te imaginas cuanto me alegro de que la situacion te haya rescatado aunque sea por un momento tu maravillosa sonrisa

    ResponderEliminar
  2. ¡Ésta es mi Encarni! ¡Vivan esos bocados de realidad!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Mi sonrisa hace tiempo que está un poco perdida...pero la música siempre la busca.

    un abrazo a los dos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

¿CHUPA DE CUERO O CHAQUETA PERFECTO?

MATAR PARA DESPUÉS MATAR

2ª JORNADA DEL LEYENDAS DEL ROCK 2018

QUINA VERGONYA!

DES-BLOQUEADA