LA MUERTE VISITA EL BAR DE JUAN

La muerte, ese cuerpo sin rostro vestido con hábito negro que cubre con una capucha su cabeza y porta en su mano derecha una guadaña se pasó ayer por la tarde a saciar su hambre por el Bar de Juan de Tobarra, abrió la puerta, se acercó a la barra, barrió con su fría mirada las mesas llenas de hombres jugando la partida del sábado y se sentó al lado de Miguel, el resto ya es historia, de esas escabrosas que circulan por los pueblos sumando cada vez más detalles que llegan a ser tan fantásticos como inverosímiles.

Miguel era el padre del amigo de un amigo mío, parece un galimatías, pero da igual, igual murió en el Bar de Juan.

Por la noche, esperando el momento de ir al velatorio, salió el tema mientras cenábamos y tras las consideraciones de " pobres los que estuvieran en el bar y se les haya quedado muerto, no van a borrar esa imagen con facilidad", " pobres su familia que lo vieron salir de casa después de comer y ya nunca más va a entrar", "qué horror para los del bar tener que limpiar las huellas de un hecho tan significativo, e intentar que aquello no se convierta en un peregrinar de curiosos con ganas de ver con sus ojos el sitio exacto" ....nos centramos en lo que la muerte nos afectaba a nosotros, pasamos del.-es algo natural, como la vida.-, a pensar en el dolor que nos produce.

Yo la he visto tan de cerca que hasta la pude oler, y ahora tengo momentos en los que ni me acuerdo de ella, y otros, los de bajón, en los que pienso que ya llevo consumida la mitad de mi vida y que los plazos no se amplían, que la fecha no es exacta ni certera pero no va más allá de lo que lo que el cuerpo humano puede aguantar respirando....y en esos momentos en los que parece que pongo la cuenta atrás pensando en mi muerte no puedo ni imaginarme la de las personas a las que quiero ni tampoco el dolor de no poder despedirte de alguien a quien quieres pero que por el devenir de la vida puede estar lejos....

Lo cierto es que lo que le ocurrió ayer a una familia es muy trágico, y también es más cierto que hoy seguimos respirando el resto, que la muerte forma parte de la vida y a lo que nos tenemos que dedicar es a vivirla, para que en cualquiera de los casos podamos decir " QUE ME QUITEN LO BAILAO".....

Hace tiempo que no pongo música y hoy pongo esta canción que me encanta, la letra me parece muy buena, muy poética aunque un poco facilona, pero tiene frases memorables y lo único que la estropea es el estribillo ( puagg), pero nada ni nadie es perfecto, vivo o muerto.




( Un abrazo para la familia de Miguel...)

Comentarios

  1. Terrible... y cuando pasa en un sitio pequeño como es este, te estremece más si cabe.

    ResponderEliminar
  2. Llevas razón Mapi, aunque en los tiempos que corren nos hemos acostumbrado a ver la muerte por todas partes y a todas horas y eso también es terrible independientemente del tamaño del sitio....aunque un pueblo es un pueblo.

    Un abrazo a los dos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

Y HEMOS SUPERADO LAS 100.000 VISITAS!!!!!!

PLAYLIST NOVIEMBRE 2016 (CONCIERTO FM Y ROMEO´S DAUGHTER EN BARCELONA)

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, NO ME CALLO

CONCIERTO DE FM EN BARCELONA

ROCK CRISTIANO 3ª PARTE. STRYPER Y CÍA.