ECONOMIA SUMERGIDA


El otro día, en uno de los infinitos reportajes que hay en una cadena de televisión cualquiera sobre españoles no se dónde, estos estaban en Dinamarca, y comentaban que era rarísimo ,y hasta casi imposible que se diera la circunstancia de que alguien trabajara sin estar dado de alta...aunque fuera de repartidor de periódicos...daba lo mismo el trabajo....y yo pensé..- igualico que en España-.
De todas maneras lo de la economía sumergida es algo que nunca en la vida puede ser igual en Dinamarca que en España, o en España que en...China...

Mi vida ha estado rodeada de economía sumergida, mis chachas y mi madre , desde mediados de los setenta hasta hace cinco años ( sólo mi madre) se han dedicado a coser vestidos para muñecas, a rematar jerseys y a cortar hilos de pantalones.
¿Alguien daría trabajo a dos mujeres mayores de casi sesenta años que todavía están bien para hacer cosas? ¿y a mi madre, con los estudios básicos y en un pueblo pequeño... en los años setenta que las mujeres no trabajaban sin permiso del marido?... la respuesta era NO....pues a coser en casa...yo lo veo normal, lo que ellas hacían era un trabajo que sólo se podía hacer de esa manera, no había las máquinas que ahora ni tampoco la conciencia social sobre la explotación ( que ellas nunca fueron explotadas, lo único que acabado el trabajo, acabado todo, ni paro ni nada). La economía sumergida hizo que mi madre estuviera entretenida durante muchos y difíciles años y , sobre todo que ganara un dinero que era para ella...y la casa, nosotras, y que cuando enviudó era necesario 100% por que completaba los míseros 365 euros de paga mensual ( ¿alguna viuda puede vivir con 365 euros?...).

De pequeña, durante un tiempo me crié revuelta con los sacos de vestidos de muñecas, miles de piezas minúsculas, corchetes, cremalleras diminutas, picunelas, puntillas.....¡precioso!. Mis chachas unían las piezas a máquina y mi madre hacía la parte fina, cuando tocaba coser los vestidicos de bebé, mi madre hacía el punto de panal...unas obras de arte que en esa época eran lo normal , lo llevaban todos los chiquillos, por que era lo que estaba de moda y era asequible... por eso mismo ahora se paga lo que no está escrito y sólo lo lleva la gente "pudiente" ( los chinos no saben hacer punto de panal, por que no se puede hacer a máquina, sí una imitación, pero el original se hace sólo a mano....)
Los vestidos de las muñecas eran de la casa Famosa, una furgoneta llegaba los lunes y repartía la faena por las casas del pueblo y se llevaba los que ya estaban hechos. Con cada bolsa de trabajo iba la muestra de lo que tenían que hacer...y cómo la muestra no servía para nada más que eso, cuando terminaban el modelo, mi Barriguitas o mi Nenuco tenían vestido nuevo ¡una pasada !...y si venía alguna pieza de más o rota o que no servía o sobraba algo, era para hacer un vestido para otro muñeco de mi hermana o mío.
La temporada fuerte era para el verano, antes de las Navidades y los Reyes...y ahora pienso en la cantidad de chiquillas que fueron felices con el trabajo "sumergido" de mi madre y mis chachas.
Como buena hija ( por decir algo) yo también he colaborado en esas tareas y me he sacado un dinerillo cortando hilos y rematando cuellos y puños de jerseys....y cosiendo...me encanta coser, siempre he pensado que si hubiera aprendido mejor, con más tiempo y hubiera perfeccionado la técnica o a coser bien a máquina ( eso se me resiste) me hubiera ganado la vida como las monjas de clausura, haciendo bordados maravillosos en los estandartes de Semana Santa y en las túnicas de los santos....pero me quedé en Procurador...jeje...

Hoy, esta noche de Reyes, muchos chiquillos, también tendrán vestidos y juguetes que han sido hechos a base de economía sumergida...pero en China, y allí no pagan un dinero justo, ni van a tu casa a llevarte el trabajo ni te dan el aguinaldo en Navidad...allí los hacen en zulos de malamuerte a cambio de respirar...."es lo bueno de la economía de mercado, en eso el mundo ha progresado mucho desde los años setenta".

Una de las cosas que mis chachas estuvieron cosiendo durante una época eran almohadas para rellenar con el camisón o el pijama y ponerlo para decorar las camas. Uno de los modelos era una muñeca, cuyo cuerpo de tela vacío servía para el pijama. Mis chachas hacían el cuerpo y le cosían los pies y la manos de plástico, la cabeza la ponían en la fábrica por que se cosía con máquina especial...con lo cual todos los "cuerpos" estaban decapitados. Hace cuatro años, mi chacha Asun rescató uno de esos cuerpos descabezados de su cámara ( !bendita la cámara de mis chachas por las cosas que siguen saliendo de ella¡) y me lo regaló para Julia, que guarda en él su pijama y sus calcetines de dormir.
El domingo me volví a llevar otra sorpresa de esas que hacen que me parta de risa...Julia había metido a su muñeco preferido dentro de "el cuerpo"....¡un perro!....y estaba puesto de la guisa que está en la foto, encima de la cama...-¿Julia, por qué has metido a "Bolt" dentro de lo del pijama?- yo aguantando una risa que no podía....-por que le queda bien, esa cabeza me gusta, y como el perro no tiene pijama, así no tiene frío-.....Julia y sus rarezas tan originales....que hacen que me mee de la risa.

Ojala los Reyes, en una de las mejores noches del año, sean generosos con mis hijos....y con todos los que se hayan portado bien.

Comentarios

  1. ¡¡¡Jajajaja!!!... súper fan de Julia... qué buena la foto. Yo tenía una de esas muñecas para el pijama, pero era toda de trapo... qué recuerdos.
    Muy cierto lo de la economía sumergida, y una grandísima faena para quien ha estado trabajando toda su vida y luego no tiene derecho a pensión ni paro... En fin, ojalá las cosas cambien para bien aquí, en China y en tantos sitios...

    Besotes,

    Trini

    ResponderEliminar
  2. Cuando Julia está un rato callada en su habitación, siempre que luego entro hay sorpresa...¡es muy imaginativa!...una risa.
    Y lo de la economía sumergida...es difícil que termine, en un pais como el nuestro en donde se ver normal...,lo que está claro es que en los años en los que mi madre y mis chachas trabajaban tanto en ella, no hubieran podido hacerlo de otra manera ni en otro sitio, y menos en un pueblo pequeño, y ese trabajo las sacó de muchos apuros, pero claro, luego no quedaba nada después de tantos años...

    Un beso, hoy, helado...jeje

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

¿CHUPA DE CUERO O CHAQUETA PERFECTO?

LA ESTACION DE TRENES DE TOBARRA

CON LA TETA AL AIRE

LA SATIRA MAS FAMOSA DEL MUNDO

ODA AL "ABRELATAS" ( Un Martes y 13)