¡PRIMAVERA!!!

Es raro que yo hable de primavera cuando vivo en un sitio con un microclima primaveral casi todo el año, pero, no sé que tiene esta estación que en cuanto escucho su nombre me revoluciono. Debe ser que las perspectivas de salir más a la calle, alternar más, más días de vacaciones  y sobre todo más horas de luz me ponen las hormonas a velocidad punta. No entiendo cómo se las apañan para vivir en los sitios nublados a perpetuidad o con poca luz, yo saldría más majareta de lo que ya estoy y muestra de ello es que si no hubiera dejado de vivir en el frío Albacete no sé qué hubiera sido de mi.

A pesar de que ya hayamos brincado el invierno , curiosamente , estos días está haciendo un tiempo más desapacible que en todo Enero y Febrero, meses en los que se ha podido ir a la playa como si nada y eso no lo cambio por vivir en ningún otro sitio del mundo.

Como me dieron envidia los selfies de Lola ,del blog Sobrevolando los Cuarenta, este domingo me hice uno en un paseo playero,pero parecía la loca de los gatos de los Simpson y le pedí a mi hija que me hiciera una foto más decente de ese momentazo playa,  el primero del buen tiempo.



Pensando pensando qué canción podría ponerle al post, viendo mis pelos de la foto playera he pensado que esta es la mejor y así aprovecho para un remember de los años mozos..ay..¡ cómo me gusta esta música!!!!.





Por mi parte sólo añadir  que en Castellón vamos a recibir a la primavera con las fiestas de la ciudad, lo cual no es mal plan. ya os iré contando.
Buen fin de semana y a disfrutar de la maravillosa primavera.

Comentarios

  1. Hola Encarni, tienes toda la razón al afirmar que vivimos en un clima envidiable, pero la luz es algo imprescindible que nos transmite sin duda alguna una excelente fuente de energia. Lo malo de la primavera por mi parte suele ser la alergia con los molestos estornudos, pero intentaremos disfrutar de ella a pesar de esos pequeños inconvenientes. Un cariñoso saludo, Pilar

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias por la mención! Estás estupenda en tu Selfie. ¡Con los pelos a lo loco! Y ese mar. Eso sí que me da envidia. El mar. Me chifla y la playa más. Disfruta de la primavera y de todo lo que está por vernir, ¡incluídas las fiestas! Besos gordos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pilar!!! te has acordado de mi santo. Viva la Virgen de la Encarnación patrona de Tobarra!!!!1 Mil besos.

    Lola, gracias por tus deseos, en eso estamos, aunque la primavera nos está fastidiando un poco con su lluvia, pero ¡qué vamos a hacer!!! es lo que toca.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues como se acera el 25 de marzo yo también aprovecho para ser el primero en felicitarte este año por tu santo, ¡doña Encarnación!

    Tienes razón, esta misma entrada la podría haber firmado yo. Qué alegría da levantarse por la mañana y disfrutar de un tiempo tan espléndido durante todo el día. Nuestro clima es exclusivo.

    Mira, para que no tengas que meterte en mi blog, te dejó aquí algo que escribí sobre la primavera hace dos años:

    " Me preguntaba el otro día camino a la Universidad, cual es el motivo de mi felicidad cuando llega este tiempo. El porqué de tanto optimismo. Bueno, es lógico pensar que a todo el mundo le agrada la llegada de la primavera, es sinónimo de buen tiempo, llega la luz y el color a nuestros días. A todo el mundo le complace que los días sean más largos, decir adiós al frío y salir a la calle con poca ropa. La llegada de la primavera es señal de que el curso está acabando y las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina. Pero en mi opinión es mucho más que eso. A ello añado la carga emotiva, los buenos recuerdos. Sin dudarlo, en mi vida, mis mejores momentos siempre han tenido lugar a partir de estas fechas. Pero añado más. Recuerdo cuando era pequeño y estaba en primaria. Rememoro con mucha ternura cuando, siempre a comienzos de la tercera evaluación, cuando ya le habíamos dado la bienvenida a la primavera –y más adelante os contaré cómo lo hacíamos–, el colegio siempre organizaba excursiones varias y todo tipo de actividades extraescolares. Como la mayoría de los colegios hacen, supongo. Las excursiones siempre eran las mismas, todos los años a los mismos sitios. Eso nos daba igual. Porque cuando estabas en clase y el profesor anunciaba la oportuna excursión, todos nos poníamos locos de contento. Y la noche antes de la misma, me acuerdo de esos nervios por saber que al día siguiente no teníamos clase, sino que teníamos todo un largo día por delante para disfrutar con los compañeros. Esos días eran los únicos en los que no me incordiaba madrugar, es más, me levantaba el primero.

    Pero había algo que igualmente repetíamos cada año y eran las guerras de globos de agua. Esa era nuestra peculiar manera de dar la bienvenida a la primavera. Nuestro profesor, ese al que llamábamos El Piru, era el encargado de citarnos a todos a mediodía en el patio del colegio y de darnos a cada uno una considerable munición de globos que ya nos encargábamos nosotros de llenar en los grifos de cada una de las fuentes. Acabábamos empapados, pero con una risa imborrable en nuestros rostros de niño. Quizá sea ese el motivo por el que al llegar este tiempo me siento tan vivificado, tan ilusionado. Asocio la primavera a lo mejor de esta vida. ¡Ni que en invierno estuviera triste! ¡Para nada! Pero para mí es inevitable y es una de las sensaciones más gratificantes. Podría enumerar todos los recuerdos y cosas que asocio a este tiempo. Escribiría pues durante horas.

    Los últimos exámenes, los partidos de futbol hasta bien entrada la tarde, las nuevas camisetas de manga corta, los primeros baños en nuestra piscina. Todo conformaba el preámbulo del buen verano que estaba por llegar. Son tantas y tantas las cosas que a la llegada de la primavera me marcaban de pequeño… Todo era entusiasmo para mí. Y lo sigue siendo. Nada ha cambiado. Sigo siendo aquel niño que al levantarse cada día, cuando no ve la noche oscura que dejó atrás al meterse en la cama y cerrar los ojos, sino que ve un radiante amanecer, se le enciende el espíritu. Son días de nostalgia y de rebosante energía. Un tiempo que me resulta balsámico, que me alienta a dar lo mejor de mí, pues lo mejor está por llegar.

    Bienvenida seas, brillante primavera, una vez más."

    Besos, muchos besos y abrazos, Encarni.

    ResponderEliminar
  6. Bueno!, sí que es la primera felicitación, bueno la primerísima. Gracias.
    Has visto cómo no te mentía cuando te decía que sentíamos lo mismo por esta estación, vamos casi calcado.
    Te dejaré un comentario en tu entrada, claro está.

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA ESTACION DE TRENES DE TOBARRA

CONCIERTO DE FM EN BARCELONA

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

Y HEMOS SUPERADO LAS 100.000 VISITAS!!!!!!

PLAYLIST NOVIEMBRE 2016 (CONCIERTO FM Y ROMEO´S DAUGHTER EN BARCELONA)

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, NO ME CALLO