LILA DE PROCESION

Otro Lunes de Mona, sin mona, y otra Semana Santa que ha terminado. Buffff....podría hacer una crónica pero en algunos momentos tendría tintes de culebrón Venezolano ( que es lo malo de ser pasional para todo en esta vida, aunque mejor eso que tener leche desnatada por sangre...) y sería un auténtico peñazo, con lo cual creo que lo mejor es contar lo que me ha llamado la atención estos días, o simplemente unas cuantas cosicas.



Es cierto que los actos, los días o las cosas, no por ser magnas son más importantes o llamativas. El Jueves Santo es uno de los días más importantes de la cristiandad, es el día del amor fraterno ( de esto podría sacar mucho huevos pero lo dejo para otra), el día de la última cena, el día de procesiones impresionantes, el día en que te puedes fijar o puedes recibir muchas sensaciones, emocionarte con muchas cosas , seas religioso o no....y yo me quedé prendada de las rosas lilas....Cuando por la mañana entré en la Iglesia de la Asunción de Tobarra para ver cómo estaban quedando los tronos ya engalanados para la procesión, mis ojos se calvaron en el de Nuestro Padre Jesús, no por que sea mi Hermandad, sino por que su adorno de este año eran unos inmensos ramos de ¿¿¿¿rosas lilas????...¡qué color más raro!!!!, No se yo si le pega mucho, el año pasado de rosas blancas estaba precioso, pero ¿lilas?, ¿a quién se le habrá ocurrido?....serán teñidas, ese color no es normal.... Hasta que no me acerqué no comprobé que no eran teñidas, eran unas preciosas rosas lilas de verdad....todo lo demás desapareció, el lila, en su versión oscura, es el color predominante en las túnicas del tambor, en las túnicas de procesión , el lila significa pasión, dolor, calvario.....de la duda a la abstracción, son las rosas más bonicas que he visto nunca, su colocación, a parte de su color, era impactante, y me imagino que no habrá dejado indiferente a nadie. La Virgen de los Dolores, no se merecía adorno inferior al de su hijo....y sus rosas también eran lilas.
Las rosas lilas se llaman "Rosas Charles De Gaulle" y las inventaron en 1975, y digo inventaron por que el color se logró a base de hacer injertos , una familia francesa especialista en esto que les puso este nombre tan importante para los franceses, y son consideradas como las rosas más exóticas, por su color y por su peculiar perfume....cotizadísimas.
Una simple flor despertó un montón de sensaciones, o a lo mejor sólo es que yo estaba predispuesta a emocionarme con lo que fuera...., pero las rosas lilas hicieron que mi mente se abriera.

Las Semanas Santas , de todas maneras siempre son igual,o muy parecidas en la forma, aunque no en el fondo. Despiertan nuestros sentidos por la intensidad de 104 horas de juerga ininterrumpida y el poder ver el trabajo de mucha gente que se vuelca con sus hermandades, el reencuentro con amigos, las dificultades con los que dejaron de serlo y el mostrar parte de mis raíces y mi cultura a mis hijos, esa intensidad hace que siempre estemos, o en este caso esté , expuesta a una emoción u otra...y no siempre buenas, lo cual no impide que la Semana Santa de mi pueblo sea especial para mi.

Algunos pensaréis que lo normal es que me emocione La Bendición, o empezar a oír los primeros tambores al bajar del coche, o ayer, mientras veía a través de Internet el final de las 104 horas de tambor, esa disciplina de terminar en punto, el silencio después de la atronación...todo precioso, pero a mi esté año me emocionaron las rosas lilas y su meneo a ritmo de la música de procesión....aunque tengo que añadir otra cosas, algo que no varía año tras año, una emoción, digamos, crónica, me explico. España es España, somos capaces de mezclar todo con todo, dulce con salado, amargo con picante, sol y sombra, copla con rock...y lo militar con la procesión ( que a lo mejor de eso tiene la culpa Franco, ¿pero a quien le importa?)...En los primeros puestos del ranking de mis emociones semanasanteras están las bandas de cornetas y tambores de legionarios tocando "soy el novio de la muerte", y si ya lo tocan a paso ligero soy capaz de llorar a lágrima viva, ¡¡¡¡me encanta!!!, con lo cual este año le doy las gracias, mil gracias, a la Hermandad de El Señor de la Caña, por llevar una banda buenísima de legionarios que pude ir escuchando toda la procesión de Viernes Santo por la mañana....los pelos como escarpias ( rarica que es una).

Y, a veces, las crónicas, no tiene por qué ser más extensas.



Comentarios

  1. Cierto,tambien a mi me llamo la atencion,nada mas entrar a la iglesia,uhm!? rosas lilas!!?? azules!!?? pero quedaban bien,pues era algo distinto a lo acostumbrado.
    En cuanto al resto de la semana santa,pues otra semana mas de pasion,besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo me llevé dos rosas para casa, y acabé haciendo fotos "de estudio" a una de ellas, jaja.

    ResponderEliminar
  3. Espectaculares las rosas. A mí los tambores me siguen dando miedo, pero las rosas son divinas.
    Miles de besos
    if

    ResponderEliminar
  4. Cómo dirían mis chachas...¡hermosismas, nena!!!

    Un beso a los tres.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

CONCIERTO DE FM EN BARCELONA

Y HEMOS SUPERADO LAS 100.000 VISITAS!!!!!!

PLAYLIST NOVIEMBRE 2016 (CONCIERTO FM Y ROMEO´S DAUGHTER EN BARCELONA)

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, NO ME CALLO

LA ESTACION DE TRENES DE TOBARRA