miércoles, 12 de enero de 2011

PATITO FEO



De pequeña me encantaba el cuento del Patito Feo. Luego vas creciendo y te das cuenta de que sí, es bonico, pero lleno de topicazos, y el encanto inicial se transforma en un conformismo parcial y de la historia lo que más acaba gustándome son las ilustraciones y esa cara de bondad lastimera del patito que me provoca darle miles de besos en su cabecica plumífera...¿de verdad los cisnes de pequeños parecen patos?, ¿Los patitos son feos?, yo los que he visto son amarillos y monísimos. De pequeña pensaba menos que ahora.

A mis hijos les encanta una serie Argentina que se llama Patito Feo, bueno, más que una serie es un culebrón con amores , desamores, líos y todos esos ingredientes que enganchan hasta el último capítulo. Mis hijos están enganchados a una serie en la que la protagonista en una chica con ortodoncia, gafas y raya en medio y trenzas a la que le dicen cariñosamente Pato ( que no se yo dónde coño está el cariño cuando te llaman Pato). A mi no me gusta que la vean por que está llena de los mismos topicazos del cuento pero con personas, lo cual la hace muy peligrosa. Me explico, Pato es "fea" pero lista y se enfrenta constantemente a una contrincante guapa y no muy lista. Todas están en un colegio de música junto con chicos y se subdividen en clases. Los feos, listos y buenos por un lado en el grupo de Las Populares y los guapos, triunfadores y sobraos pero poco listos en el grupo de Las Divinas....¿como se os ha quedado el cuerpo?, pues eso es la serie de más éxito para niños en nuestra tele después de Bob Esponja. Por supuesto a Patito al final, le quitan la ortodoncia y resulta que no es tan fea, y así por fin le gusta a su chico que es guapísimo y un poco gilipollas ( otro topicazo).

Esto viene por que yo soy un Patito Feo, desde hace meses llevo gafas y desde hace semanas ortodoncia ( la moda actual de los "ancianolescestes", vas al dentista, abres la boca y te colocan un encofrado de cuatro pisos, por supuesto a cambio de unos miles de euros), de lo que no estoy muy segura es de con 41 años cumplir alguno de los tópicos del cuento o de la serie y dentro de un tiempo convertirme en un precioso cisne con una sonrisa de estrella de Hollywood, entre otras cosas por que dudo que los cisnes tengan más de cuarenta años y por que también dudo que yo vaya a quedar como ninguna estrella.

La cuestión es que estoy bastante agobiada, me pongo delante de un espejo y ni me reconozco, por eso me tengo que reír un poco de mi, de mis hierros, mi boca, mi cara, aunque sea entre letras, por que al natural mi risa da un poco de escalofrío metálico..jajajajajajajajajaja.

4 comentarios:

MISMO dijo...

No te preocupes todo puede tener su compensacion...al final puede aparecer el guapo guapisimo.

Encarni dijo...

NOOOOO!!!!, que seguro que es gilipollas..jajaja

Abel Carreto Sánchez dijo...

seguramente las series de televisión que arrastran a la juventud de hoy en día no sean más que exponentes de la decadencia moral de nuestra sociedad actual. Series como antes difícilmente volverán a ser aclamadas. Me topé de casualidad con este blog y, por lo que he leído, me parece interesante tu visión de la vida en general. Un cibersaludo!

ALFARO dijo...

Hola Abel, bienvenido al blog.
La verdad es que llevas mucha razón en lo que dices. Lo que me da rabia es que por un lado se habla tanto de conseguir derechos y de nuevas leyes para la igualdad y luego nos sirven en bandeja de plata todo lo contrario en forma de serie de televisión y dibujos animados y entonces a ver cómo le explico a los chiquillos esa contradicción. Lo que me da miedo es que solo se queden con lo negativo y que no vean más allá, pero en eso estamos, en enseñar con cabeza....


Un abrazo y hasta otro rato.