SI DESEAMOS CAMBIOS, QUE LOS HAYAN.

Esta mañana he decidido cambiar el aspecto del blog, quería que fuera más luminoso por que ya bastantes sombras no atenazan y por otra parte quería que la plantilla luciera algo mío, algo personal a parte de los textos que lo diferenciara y nada mejor que un collage que sea la cabecera del blog y que recuerde a una de mis pasiones olvidadas por la falta de muchas cosas y sobre todo por la dejadez y además que contenga recortes de otras de mis aficiones, las revistas de moda. Pensat y fet.

Año nuevo...pinta nueva o como dirían los finos new look.

Espero que os guste .

Comentarios

  1. Pues a mi también me gusta, un beso y recordando a Coelho, es necesario hacer limpieza para dejar sitio a otras cosas que nos están esperando. Un beso paisana

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta! Eso es encarar el año 2013 con optimismo. ¡Feliz Año! y muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los cinco. Pensé que como en mi trabajo el año empezaba con las cosas más negras que nunca y encima el mundo en general no está mucho mejor que el mio laboral, pues si hago algo de manera lúdica y que me llena, como es este blog, tenía que tener claridad. A lo mejor es un poco soso, pero ya iré poniéndole cosas mías.
    Por otro lado cada vez estoy más cegarruta y así lo leo mejor..jajaja.

    Gracias por vuestros comentarios.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Con tu permiso, sigo aqui, cerca de ti, leyendote e incluso admirandote. Me gusta el cambio, pero lo importante es el contenido sin desmerecer el continente.
    Besos y Feliz Año

    ResponderEliminar
  5. Desde mi Atalaya y Peña, gracias por vuestros comentarios y por estar presentes.

    Un beso para casa uno

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA ESTACION DE TRENES DE TOBARRA

CONCIERTO DE FM EN BARCELONA

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

Y HEMOS SUPERADO LAS 100.000 VISITAS!!!!!!

PLAYLIST NOVIEMBRE 2016 (CONCIERTO FM Y ROMEO´S DAUGHTER EN BARCELONA)

CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA, NO ME CALLO