TRAGICA REALIDAD

(Probablemente esta entrada os resulte tétrica, no se muy bien que palabra utilizar para definirla, pero lo que pasa en la vida real, es lo que pasa...sin más)

Lunes y Martes, o Martes y Lunes, no importa mucho. El Lunes estaba viendo un Blog que me encanta sobre música, la canción del día era una de mis preferidas, de esas que canturreo muchos Lunes por la mañana al levantarme, de esas que me dan igual lo que digan por que mi inglés es tan...tan poco inglés...,me dio por buscar el por qué de la canción, como muchas veces busco el por qué de un libro, o de un poema, y es que a veces la historia que los rodea es más interesante que el resultado en si, y en este caso la historia me impactó y pensé contarla como curiosidad por si alguno no sabíais como surgió una de las canciones más famosas...pero llegó el Martes y lo cambió todo...




No tenía juicios y me quedé en el despacho a quitar papeles, sobre las 10,30 leí un correo de Víctor en el que me preguntaba unas cosas y como no entendí muy bien qué quería pensé en , de camino al Juzgado, pasarme por su despacho y hablar con él.
10,45, me paso por la papelería de Ana a comprar material para el despacho, pero como tiene una cola larguísima de gente para hacer fotocopias, cojo un papel y anoto lo que quiero y no me espero, le digo que a la tarde pasaré.
10.55, me dirijo a la calle Ramón y Cajal nº 18-bajo, el despacho de Victor, pero al llegar a la esquina recibo una llamada por el móvil de Caixa Galicia, para comentarme algo de un programa de autónomos o no se qué, me paro en la esquina y me quedo ahí hablando un rato.
Microsegundos, segundos, minutos...mientras hablo, no reparo en lo que ocurre a mi alrededor, al menos, no conscientemente, creo que casi nunca reparo conscientemente en muchas cosas que ocurren cerca de mi...un bulto....un ruido seco y fuerte que suena a carrocería de coche...yo en la esquina lo primero que pienso- se la han pegado dos coches-me giro...no hay coches, miro hacia el despacho de Víctor...un cuerpo hundido en el capó de un coche, un Ford Focus Gris ¿para qué sirven estos detalles?...
A partir de aquí hay media hora que no controlo...la realidad a golpe de chapa...no fui ni la primera en socorrer, ni en llamar, ni en nada...me quedé paralizada y lo siguiente que atiné a decir fue - ¡es una persona!- y a intentar localizar con la vista a alguien que pudiera conocerla, con miedo a su sufrimiento , con miedo a ver la reacción de un amigo, un padre, una madre...tenía miedo a muchas cosas.
Sirenas, policía, sirenas, más policía, sirenas,SAMU...sólo eran las 11,07.
Es una de las peores cosas que he visto en mi vida.
¿Qué ocurre para que un chaval de veinti pocos se tire de un sexto piso? ¿ cuantos segundos pasan, cuantas esquinas, para que la "realidad" de los noticiarios, los periódicos, las películas...se plante a cinco metros de ti?...sólo intento superar esos, como mucho, diez minutos de mi vida.
El chaval está vivo, mal herido,pero vivo.

Mi historia sobre los Lunes, que era un cuento con tintes de amarga realidad se vio superada por el Martes, no por lo sangriento,sino por la cercanía, pero aquí va:

En las navidades de 1978 la banda sonora de Brenda Ann Spencer era el “Outlandos D’Amour” del recién constituido “The Police”; una adolescente rebelde y sediciosa que durante años, daba la espalda por el día a los requeridos de su padre para recaer de frente en su lecho por las noches en contra de su atrofiada voluntad. La música ayudaba a corromper su desdicha, mientras negociaba con el diablo su venganza. Esas pascuas pidió a su familia una radio como presente navideño pero su padre, acreditando su indolencia, le regaló un fastuoso rifle semiautomático del calibre 22.

La fría mañana del ‘lunes’ 29 de enero de 1979 Brenda despertó de la rutina para fabricar un infierno. Nada calculado ni premeditado, simplemente inspirado por la desidia de un lunes cualquiera. A primera hora de la mañana Brenda se parapetó en la ventana de su salón con vistas directas a la escuela primaria Grover Cleveland, (su propia escuela), y lanzar un ataque sin trama ni proyecto. Ráfagas de apatía para despertar los flujos de adrenalina. Al otro lado de la calle, un colegio recién abierto recibía manadas de niños mezcladas con balas sin dueño ni destino.

En ese momento sólo dos adultos se encontraban a las puertas de la escuela. Las dos únicas víctimas mortales: el director Burton Wragg y el celador Mike Suchar. Ambos comenzaron, entre empujones y gritos, la evacuación apresurada desde las posibles trayectorias. Uno de los primeros heridos fue Chris Stanley, un niño de 9 años traumatizado de por vida que perdió un trozo de corazón pero salvó la existencia al librarse de los disparos que absorbió Wragg con su cuerpo al socorrerle. Michel Suchar , el celador, murió en su intento de proteger a su jefe Wragg. Cadena de favores jerarquizados para un desenlace digno de trincheras.

El tiroteo duró más de 6 horas, hasta que Brenda termino con la munición que acompañaba ‘su’ regalo de navidad. El despliegue policial abusó de medios y careció de efectividad ya que ocho alumnos y un policía fueron damnificados físicamente y toda una comunidad conmocionada por la abulia de la adolescente.

Tras la captura, las primeras y únicas declaraciones de una indulgente Brenda fueron:

“No me gustan los lunes. Sólo lo hice para animarme el día. No tengo ninguna razón más, sólo fue por divertirme. Me gustan el rojo y el azul de las chaquetas de los alumnos. […] vi a los niños como patos que andaban por una charca y un rebaño de vacas rodeándolos. Eran blancos fáciles.”

Sólo un mes después de la tragedia Bob Geldof estrenaba con su desconocido grupo, los Boomtown Rats, en el teatro Fox de San Diego la famosa canción inspirada en los hechos. Inmediatamente número uno en el Reino Unido fue censurada, paradójicamente, en los Estados Unidos negándose la promoción por motivos educativos. ¡Increíble!

Miles de realidades por el mundo, difíciles de digerir cuando se conocen y mucho más cuando se viven...pero esto es así. De todas maneras la canción sigue siendo una de mis preferidas, a pesar de que a partir de esta semana yo le añada a la letra el Tuesday.

Comentarios

  1. No me perdono mi falta de sensibilidad el martes, o el lunes qué más dá. Viniste al despacho, cruzamos tres frases y la otra Eva, cuando te fuiste me dijo "le pasa algo, le está pasando algo seguro" y yo le contesté "qué vaaa, si he leído su blog y está bien". Qué burra soy. Que percepción de suela de zapato.
    No sé qué pasa por la cabeza de un suicida: tal vez un agotamiento infinito de la vida, una soledad que sea una punción lumbar eterna...algo así. Pero pienso que es diferente la pérdida de contacto con la realidad del suicida que la del enajenado/a que toma un rifle y dispara contra un colegio porque no soporta los lunes- I don't like mondays, es una de mis canciones favoritas durante añoooos- el suicida no piensa en los demás porque su dolor le llena, les destroza como mil bombas atómicas por dentro. Pero el otro sufre de forma diferente. No sé, tampoco soy psiquiatra (me encantaría serlo, en otra vida quizás) pero en cualquier caso sient muchísimo que te vieras arrastrada por lo más cruel de la realidad. Y siento no haberlo advertido. La próxima vez, por favor, cuéntanoslo y lloramos las tres juntas sobre el sofá de la sala de espera.
    Un beso
    eva

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Eva por todo tu cariño, y es normal que no te dieras cuenta, yo soy un poco reservada para estas cosas de los sentimientos y en aquel momento, a las 11,30, cuando llegué a tu despacho ,ya te dije el Jueves que lo único que quería era encerrarme en mi casa, como buscar un sitio seguro, apartado de todo y llorar,y llorar, y llorar...en los últimos tiempos soy una superlloronaza.
    Ha sido una semana rara, de esas que se mezcla lo muy bueno, lo buenísimo, con lo muy malo. Lo primero me lo guardo en mi corazón y lo segundo se queda para las pesadillas de primavera...y ya pasará.
    La vida es rara.

    Muchas gracias otra vez por preocuparte, y ahora mismo no se si notas que te estoy dando un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

¿CHUPA DE CUERO O CHAQUETA PERFECTO?

MATAR PARA DESPUÉS MATAR

2ª JORNADA DEL LEYENDAS DEL ROCK 2018

QUINA VERGONYA!

DES-BLOQUEADA