viernes, 12 de julio de 2013

CON EL AGUA AL CUELLO

Quizá el título de mi post pueda haceros pensar que voy a hablar de cuestiones políticas. Nada más lejos. Es verano, me quedan 15 días para mis merecidísimas  vacaciones y a estas alturas y tras tanta trola me importan un pito los desvaríos de los politicuchos que nos gobiernan. Que se encarguen los jueces de ellos.
En realidad me estoy mordiendo la lengua para no estallar, que ya me conocéis, pero.. chitón que estoy más guapa.

Esta semana se me inundó la casa. Como digo. Dos dedos de agua recorrieron pasillos y habitaciones destrozando muebles y tarima. Como podría haber sido mucho peor no me voy a quejar más de lo debido, ni siquiera le voy a echar la culpa a mi anciana lavadora por no saber tener los manguitos en el sitio que les corresponden...son cosas que pasan y no pasó de nuestros tobillos, pero qué rabia ver tanto destrozo.

En realidad el agua no me llegó al cuello ese día, me llegó el miércoles y de una manera muy sana y divertida.
No sé si os he comentado alguna vez que pese a mi poca dotación física para el deporte y pese a no practicar ninguno de la manera en la que le ha dado ahora a todo el mundo por practicarlo ( competir, competir , competir....) me encanta ir a nadar. No digo a hacer natación ,por que eso es otra cosa, lo mío es nadar, disfrutar del silencio dentro del agua y de la soledad . Desde hace 7 años voy a la piscina cuando puedo y hago lo que me apetece ese día, sin agobios y sin presión, pero por primera vez este miércoles participé en una prueba no competitiva y me lo pasé de miedo.

La piscina de Almassora , a la que yo voy ( Almassora es un pueblo pegado a Castellón), organizó una maratón en la que durante 12 horas dos carriles de la piscina tenían que estar ocupados por los socios que quisimos apuntarnos y durante tandas de 15 minutos. Cada uno hacía los metros que podía y nadaba como quería. Muy divertido.
Entre todos conseguimos hacer 57.550 metros en las 12 horas .¡.una pasada!!! . Salimos en el periódico, nos regalaron una camiseta y sobre todo compartimos un rato muy bueno.


Un abrazo para mis amigos del Club Bromera .

Ahora, con el fin de semana encima, con el calor sofocante que hace, estar con el agua al cuello no es todo lo malo que nos puede pasar. Lo malo es que nos "dejen" con el agua al cuello y sin sitio donde agarrarnos ni oxígeno que respirar, eso si que jode,, y de eso ya se encargan la troika, los políticos y algún cabrón/a que andan sueltos por ahí...pero a todos esos que les den.

Buen finde a todos.

2 comentarios:

Desde mi Atalaya dijo...

Bonita y refrescante iniciativa esa de nadar. cuando hagais otra, avisame y me acercoooo.
Sabes? ultimamente mi creatividad desvaria, jajaja. Se intentara volver al estilo de siempre, mi estilo gruñon
Un beso

ALFARO dijo...

Te aviso ya!!! en un año la segunda maratón. Como estás cerca te espero para el 2014!!!! jajajaja.

Un beso muy fuerte.