DIA DE MUJERES

No tenía muy claro si escribir sobre este día, sobre mujeres...más que nada por que yo soy mujer y también por que los días con nombre propio no me gustan mucho,ya lo he dicho, creo, les veo más connotación política que otra cosa, pero este, el 8 de marzo, es importante para muchas mujeres en el mundo, más para las de la parte del mundo que la mayoría de los "occidentales" desconocemos, por que tienen que enfrentarse cada día a muchas más injusticias, y no sólo relacionadas con su sexo, que las que vivimos por aquí...pero lo que quiero contar tiene que ver con una mujer de por aquí, ayer dio carpetazo a parte de su historia, que ha sido dura, y , para variar me dio en qué pensar..

En mi trabajo conozco muchas historias, algunas escalofriantes, y eso por que soy procurador y no conozco casi nunca más de lo que hay en los papeles o en las declaraciones, no es como los abogados que tratan directamente con los clientes... no se si podría llegar a ese trato tan personal con desconocidos, pero en este caso por circunstancias varias, bueno, relacionadas con el mal hacer ( y esto me cuesta reconocerlo) de una compañera letrado que se preocupó más de cobrar el talón del turno de oficio que de defender los intereses de su cliente, pues la mujer de mi historia vio en mi su único nexo de unión con algo que la abrumaba y que no entendía, La Justicia, las injusticias... y en ese momento empieza la historia.

Es raro que una mujer mayor, jubilada, con hijos mayores, separada desde hace años, bueno, que no vivía junto a su marido desde hacía tiempo sin papeles de por medio, decida divorciarse, eso solo ocurre por que se quiera casar de nuevo o por un hecho traumático, pensaba yo... y así fue.
Tiene cuatro hijos, todos mayores,que se han ido casando, "descasando" y todos volviendo a casa. Ahora viven tres con ella y uno con el marido, además de su madre anciana a la que cuida cuando le toca, los nietos cuando les tocan a sus hijos... Hace un año, en un momento de confesiones madre-hija pequeña, de esos que solo ocurren una vez en la vida, sobre todo en las vidas en la que a penas se ha hablado antes por que los problemas de los padres a veces tapan los de lo hijos, pues la hija le confesó a la madre que no había pisado la casa de sus padres en tiempo, ni había ido a comer la paella los domingos, había estado rehullendo a su familia durante años... por que su padre había abusado de ella...No me quiero ni imaginar qué se pasa por la cabeza de una madre cuando una hija le dice esto, me dan escalofríos. Esta mujer lo primero que hizo fue culparse...,lo segundo fue seguir con la ronda de confesiones y reconocer que ella también había sufrido malos tratos, lo tercero pedir un abogado del turno para divorciarse.
Su marido desde que se había ido de casa la estaba pasando una pensión de 400 € y se había ido a vivir a otra casa que tenía el matrimonio en otro pueblo. Ella no había trabajado nunca por que se había casado con 18 años y tenía cuatro hijos...¿más trabajo? había limpiado casas de joven para ayudar a la economía familiar pero poco más...el abogado, pese a que lo tenía a huevo para que se firmara el acuerdo hizo todo lo que no se tiene nunca que hacer y de lo que no doy detalles.En la sentencia la mujer se quedaba en la casa, en el domicilio conyugal, pero inexplicablemente perdía los 400 € que su marido le había estado dando voluntariamente...la mujer se desesperó, 45 años de matrimonio y después de todo no tenía casi nada para vivir, bueno sí, 10.000 euros en un plazo de la herencia de su padre, ¡todo un dineral!... otro abogado recurrió en apelación y ayer salió la sentencia que vuelve a dejar las cosas en su sitio, al menos en lo que se refiere a lo material y a la mujer por fin divorciada con su pensión compensatoria, cerrando una página de su vida ( si es que esas heridas se pueden cerrar alguna vez) que se le ha alargado, por dejadez de un profesional, más de lo que ella, ni nadie hubiera pensado.

Hay mujeres, en nuestro mundo civilizado, o más bien, supuestamente civilizado,que tienen que estar demostrando constantemente que se merecen las cosas, que tienen que demostrar que criar cuatro hijos,o uno, y llevar una casa, es un trabajo, que tienen que justificar eso para que en el caso de divorcio le tenga que pasar el marido una pensión compensatoria... como si ella durante todos esos años no hubiera hecho nada, o que sin divorciarse tengan que demostrar que lo que hacen es tan importante como el trabajo de sus maridos, sus hermanos... y eso sin contar nada de abusos y malos tratos.

No todas la mujeres tienen la posibilidad de trabajar y ganar dinero, como yo, que si, trabajo mucho con mis hijos, pero también soy privilegiada por tener un trabajo por el que cobro, pero hay muchas a las que no se les reconoce que un buen plato de comida, la casa limpia,la nevera llena y los mocos de los chiquillos limpios es un trabajo tan duro como llenar de arena la hormigonera o quitar un quiste biliar...para esas mujeres, entre otras muchas, deben estar estos días.

Comentarios

  1. Me alegro de q hayas solucionado tus dudas sobre si escribir o no escribir en el día de la mujer con este post porque es magnífico.
    Besos
    eva

    ResponderEliminar
  2. A veces conocemos historias que luego nos cuestan digerir, ¿verdad?.

    Un abrazo, Eva

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ALBARICOQUE "MONIQUÍ" DE TOBARRA

¿CHUPA DE CUERO O CHAQUETA PERFECTO?

MATAR PARA DESPUÉS MATAR

2ª JORNADA DEL LEYENDAS DEL ROCK 2018

QUINA VERGONYA!

DES-BLOQUEADA